muñecodetrapoymadera

|||esperaba las mañanas de sábado como no había esperado nada antes,

sábado a sábado allí seguía

el muñeco que había tenido que vender,

el muñeco que fue testigo de su vida

el muñeco que le unía a su pasado|||

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s