cuandoanochece

|||cuando todo el mundo dormía, él permanecía despierto vigilando que todo estuviese bien al amanecer|||

Anuncios

4 comentarios en “cuandoanochece

  1. Cuando todo el mundo dormía, él permanecía despierto vigilando que todo estuviese bien al amanecer. A pesar de llevar casi quince años jubilado seguía manteniendo la rutina del trabajo: estar despierto de noche y dormir de día. Durante toda su vida ejerció de guardia nocturno de una fábrica situada en las afueras de la ciudad. Era un trabajo que podía ser emocionante pero a la vez increíblemente tedioso. El único incidente que tuvo cierta gravedad fue en aquella ocasión que sorprendió a un ladrón de piezas de recambio, durante la persecución recibió un navajazo en la cara que le dejó la cicatriz que le cruzaba la mejilla izquierda, la del estómago fue por una operación de apendicitis, pero a sus nietos les contaba que era una herida de bala.
    Aunque se sentía joven, tuvo que jubilarse. Los convenios laborales, la patronal, el Estado, los sindicatos o quien sea el que lleve esto no entiende de espíritus activos. Tendría tiempo para disfrutar de su familia y ver crecer a sus nietos, pero decidió aclimatarse paulatinamente a su nueva vida y por ello pasaba las noches en vela mirando por la ventana, ya llevaba tres lustros así.
    Con las luces de las habitaciones que daban a la calle apagadas, fue mudo testigo del silencio de las calles, de los arrumacos que las parejas se hacían bajo la tenue luz de la farola, de las caóticas procesiones de borrachos cantando, del afanoso trabajo de los camiones de la basura y del amanecer. Le gustaba imaginar historias de esos seres anónimos que cruzaban ante el marco de la ventana, pensó que algún día podría emular a James Stewart en La ventana indiscreta sin silla de ruedas, pero la ciudad era muy tranquila.
    Entre las cuatro y cinco de la mañana del sábado, se encendía la luz en el edificio de enfrente, y entonces aparecía ella; se soltaba su larga melena rubia, entraba en el cuarto de baño a desmaquillarse, a los veinte minutos salía y comenzaba a quitarse la ropa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s